09 diciembre, 2009

My happy (?) birthday

Me sorprende lo poco que me sorprendo ya.

Será que a estas alturas, mucho ha de innovar alguien para halagarme o putearme de un modo que nadie haya intentado antes. Eso sí, en mi muro de facebook este año se acumulan los comentarios que inciden en el "sigues estupenda"... Ese trasfondo de "no se te nota nada la edad"... me resulta incomprensible. Si yo he sido siempre ideal, ¡qué gilipollez esperar a decírmelo a estas alturas! Será que mi propia frase: "El orgasmo está sobrevalorado, una piel tersa no" era digna de ser incoporarda a los dietarios...

¿Qué edad? Si leo las mismas cosas, oigo la misma música, llevo la misma talla y me maquillo igual (bueno, me maquillo menos, bastante menos...). Lo pienso y no lo entiendo... Pero vamos, que no me extraña... Por poner un ejemplo, anteayer mismo, en el hall de un hospital, me crucé con una que estudiaba conmigo y, al amigo que acompañaba le costó creer que "aquella señora" tuviera mi edad:
- Sí, dear, sí: somos del mismo año, misma clase, misma promoción.
- Increíble, no puede ser.
- ¿Lo de ella o lo mío? -No aguardé su respuesta, claro.

Pues eso, aquí, preparando un aquelarre de los de resarcimiento. Dos años sin festejar... Ya he avisado: apetecerme, no me apetece nada, pero lo hago por romper el puto maleficio.

2 comentarios:

Mery Jane dijo...

Pues ánimo guapa, cumplir años está bien si lo ves como experiencias vitales. Ya sabes, por aquello de que "el diablo sabe más por viejo que por diablo".
Yo a veces agradecería ser algo más mayor para saber qué hacer en determinadas situaciones, aunque te suene a tontería como una catedral.

En fin, que yo tampoco suelo celebrarlo, así que...

Un besazo guapa

Ele S.G. dijo...

Yo creo que la edad física depende de la edad mental.

Puedes ser "mayor" físicamente y sin embargo sentirte y, en definitiva, ser una persona joven.
Y viceversa.

Todo depende de la actitud que se tenga en la vida.

Sé feliz y sigue con tus trabajos e investigaciones.

Felices fiestas!

:-)