08 julio, 2016

Airbnb: fraude en los alquileres en Madrid centro




Por favor, necesito que me dedique 3 minutos.

Se trata de un caso de publicidad engañosa y fraude en el alquiler de apartamentos en Madrid, en la zona centro, a través de la plataforma Airbnb.

Hay un apartamento mío anunciado en Airbnb sin mi permiso. En el anuncio que oferta el tal Manuel (se llama de otra forma) aparece mi casa. Es MI APARTAMENTO pero él lo anuncia como suyo. Así, cuando los turistas lo reservan, lo pagan y una vez llegan a destino, les cuenta una mentira (avería, problema con el agua, etc) y se los lleva a otro piso. Lean la evaluación que ha dado ayer mismo un turista (está en francés pero dice lo que yo acabo de explicar).



Airbnb ya está informada, lo sabe hace días. Les he escrito 4 emails adjuntando todo tipo de documentación y demostrando que soy propietaria de este apartamento y que este anunciante carece de derechos sobre mi apartamento.

He denunciado a través de la web de Airbnb en español y en inglés en 6 ocasiones.

He efectuado 4 llamadas de teléfono al 911234567, único modo de hablar con Airbnb, y he expuesto el caso a Anna, Otro, Marco y Joanna, perdiendo más de cuatro horas de mi tiempo en repetir lo mismo. Dicen que lo tramitan pero nadie me contacta y el anuncio que tiene este host de MI CASA continúa publicado. 

Llevo pidiendo que se elimine mi piso de los anuncios de este Host ya casi dos semanas. Airbnb no me responde. Anoche me mandó Airbnb un email VACÍO, sin nada de texto y sin adjuntos y encima compruebo que el anuncio fraudulento continúa publicado (este señor lo actualiza a diario, sube el precio o lo baja, gestiona reservas, etc).






Repito: este señor no tiene derecho alguno sobre mi casa, no tiene llaves, no es el dueño. Pero lo anuncia como si lo tuviera. Y Airbnb lo sabe y no hace nada, por tanto, lo tolera.

Los operadores telefónicos de Airbnb se niegan a facilitarme ningún medio de contacto, dirección postal, de email o un número de teléfono, para que pueda exponer el problema ante otros departamentos competentes (jurídico, etc). A través de la web de Airbnb tampoco hay ninguna manera humana de que te atiendan.

Así que, he reportado este tema de las formas expuestas pero Airbnb me está ignorando y al no resolver el tema, está consintiendo y fomentando la situación de fraude.

Airbnb es el responsable subsidiario puesto que es el garante del servicio. A Airbnb, por mi experiencia, le da exactamente igual que los usuarios reserven una casa que no existe. Les da lo mismo que alguien reserve, pague, se meta en un avión y llegue a una ciudad pensando que tiene determinado alojamiento y sea todo mentira. Airbnb contribuye con su negligencia a la publicidad engañosa. Los anuncios constituyen un contrato y, en este caso, está demostrado que el objeto del contrato no existe. El cliente paga por un objeto que no existe, siendo nulo de pleno derecho y constituyendo una estafa. Airbnb debería verificar que los hosts tienen derecho a alquilar los pisos que publica.

El centro de Madrid es un destino para visitantes nacionales e internacionales. El alojamiento se está gestionando cada vez más mediante el alquiler turístico, siendo Airbnb una de las plataformas que más opera. Recientemente se están registrando numerosos casos de fraude y estafas a turistas.

El caso que expongo lo protagonizo yo en primera persona, y así lo relato. Airbnb conoce este fraude desde hace casi dos semanas y no ha hecho NADA, lo ignora. En situaciones comparables, la reacción de las empresas es fulminante. Si publicas una foto pornográfica en facebook, ésta es eliminada en cuestión de segundos. Si alguien denuncia un servicio deficiente prestado por cualquier empresa que vende ofertas (Groupon, Grupalia, letsbonus, Dreivip, etc.) la operadora toma cartas en el asunto de inmediato y te reembolsan tu dinero. ¿Puede alguien explicarme qué pasa con Airbnb?

Con papeles en mano, queridos lectores-usuarios, les advierto que antes de reservar su estancia a través de la plataforma Airbnb, tengan en cuenta que, si dan con alguien como este host, les va a resultar muy complicado obtener ayuda de Airbnb. Airbnb va a pasar de ustedes, como pasa de mí a pesar de haber denunciado y acreditado que una vivienda ofrecida para alquiler no existe y es un anuncio fraudulento.

Ahora, por favor, sigue este enlace PULSA "DENUNCIAR ESTE ANUNCIO". https://www.airbnb.es/rooms/10196228?s=yggQiWdj

Después, te ruego que compartas este artículo en tu muro, aunque sea un rato.


20 enero, 2016

JESÚS MORENO HERNÁNDEZ, arquitecto.

Nuevamente recurro al ciberespacio para pedir ayuda. Necesito localizar a JESÚS MORENO HERNÁNDEZ, arquitecto. 

Hace tres años, por encargo nuestro, realizó un total de 25 certificados energéticos. Tardó lo que quiso en entregarlos, se le pagó y listo.

El problema viene cuando, al revisar uno de estos certificados energéticos en la Notaría, se detecta que dicho certificado está mal. Hay un error: JESÚS MORENO HERNÁNDEZ ha usado una referencia catastral que no se corresponde con el inmueble. Este señor ha puesto una referencia catastral equivocada.

Actualmente, por ley, la aportación del certificado energético del inmueble es preceptiva en determinados contratos y trámites. Por ello, de inmediato, redacto un correo electrónico donde le explico la situación y le facilito la referencia catastral correcta y le ruego subsane el fallo y me dé el certificado energético corregido lo antes posible, porque se necesita aportar junto con el resto de documentos. Jesús Moreno Hernández no respondió a ese correo ni a ninguno de los otros que durante un mes he estado enviando, solicitándole el certificado energético corregido. Correos del 23 de dic., 30 de dic., 10 enero, 19 de enero. Además, he mandado varios SMS y le he llamado, pero no me lo coge e ignora mis mensajes de voz.

Un fallo lo puede tener cualquiera (es un decir: se espera y presupone de un profesional que muestre cierto grado de atención, cierta dedicación a la hora de realizar el encargo. Si no, este certificado se le encargaría al de la ferretería...). Pero no responder y no atender a un cliente que te ha pagado por tu trabajo, un trabajo que has hecho mal, merece una serie de calificativos que por falta de tiempo, me ahorro.

Dos cosas: ruego a quien conozca a este señor que le pida que me responda y que me entregue el certificado energético correcto. Se trata de un trabajo por el que cobró y que hizo mal.

En resumen: detectado por el Notario el error e informado el ingeniero autor del certificado, este señor que, repito e insisto, cobró sus honorarios en su momento, no se hace cargo de nada y ahora no responde.

Y tiene el valor de pedirme amistad en Linkedin.

13 octubre, 2015

Retrato de Madrid

Para seguir llenando mi casa de inutilidades del Rastro, había madrugado especialmente... Si las mañanas de domingo el trayecto desde mi casa a ese gran almacén de ciclados donde me creo que hago yoga ofrecen un espectáculo dantesco, la de hoy, siendo puente y festivo, ha sido el pleno apogeo del más absoluto espanto.

Al cruce con con los habituales walking dead, con los cierrabares aún drogadísimos parapetados tras las lentes polarizadas, se suman los perros sus respectivos amo-flautas con rastas y crestas, que tiran al aire diábolos; y las gitanas que por su santo coño me ponen a la fuerza la puta ramita de romero en la mano, so pena de dedicarme una maldición infernal eterna para mí y mis hijos no natos. Además, hoy me topo con mil bolsas de Primark; como si fuera una Fiesta de La Rosa clandestina, han organizado unas jornadas de compras a puerta cerrada para sus empleados. Otro colmo mayúsculo es la horda de catetos haciendo cola en Doña Manolita. Cerrando el paso desde Preciados a Gran Vía y subiendo toda la calle Conde de Romanones, llevan ya días esperando para comprar Lotería de Navidad; si se dieran tanta prisa y gestionaran sus vidas con la misma diligencia y aplicaran la misma dosis de ansiedad anticipatoria para todo, España habría salido ya de la crisis. Mientras pienso que el paseo sólo se puede agravar con una serenata de la tuna, escucho la alarma que me avisa de que, esté donde esté, y haciendo lo que esté haciendo, me tengo que ir... si quiero llegar a esa clase donde yo me creo que hago yoga. Como yendo sin gafas de sol se me agria el carácter, compro menos o incluso nada, así que automáticamente giro en redondo y regreso sobre mis pasos hacia ese sitio de cruising donde yo me creo que hago yoga.

Llegando a la Plaza de Tirso, escucho gritos, jaleo de pelea... Miro por encima de un grupo de turistas nórdicos completamente asustados. A la derecha y a menos de quince metros, entre la calzada y la parada de autobuses, varios vagabundos, muy borrachos, se agrupan. Alcanzo a ver, con total nitidez, cómo un moro de metro ochenta y cinco, vestido con cazadora de color azul eléctrico tipo plumas, moreno de tez, de pelo negro y barba cerrada, pega un fuerte puñetazo en la cara a un tío que va muy ebrio. Aún alcanza a darle varios golpes más mientras cae redondo. Al desplomarse se golpea en el rostro y en la cabeza. Queda bocabajo, inmóvil. El autor de la agresión no se queda para ver qué pasa y, seguido de cerca por otro tipo, también moro, más bajo, más ancho de hombros, con la cabeza rapada y camiseta roja y vaqueros azul desgastado, huye a toda carrera. Cruzan sin mirar y se alejan por la calle Colegiata. Pasan delante de mí y de los demás que hemos presenciado el ataque. El tipo sigue en el suelo. Los otros borrachos, le zarandean. No responde. No se mueve. Los curiosos, entre los que me incluyo, no se acercan, pero no se alejan tampoco, presos del morbo y paralizados por el horror que produce la violencia contemplada en riguroso directo. Todos giramos la cabeza buscando ayuda pero, la Policía, como siempre, no está cuando se la necesita. Me da miedo acercarme... Nadie se atreve... Me reprocho no haber sido rápida en sacar el móvil y grabarlo... Reacciono y entro en Lidl a buscar un zumo del que soy oficialmente adicta. Me lío llenando la cesta con lo que no debo. Guardo mi turno en la caja 6. Cuando salgo, casi veinte minutos después, acaba de llegar una pareja de policías que escuchan la versión de los borrachos, mimos grotescos y actores improvisados recreando la agresión. Veo que los uniformados se ríen sin disimulo... El tipo aún en el suelo, pero ya no está inconsciente. Su ojo está tan hinchado que no lo puede abrir. Sangra por la cabeza. La cara, totalmente deformada, se ha puesto morada. Sigue muy borracho y conmocionado, semi acostado con la espalda apoyada en una jardinera de piedra, justo donde cayó. Digo yo que, en vez de tanto subir a mi casa para meterme miedo y tocarme los cojones cuando riego y OMG!!!! caen tres gotas mientras ellos toman el sol con el culo pegado al cristal de Vodafone, todo chulos porra en mano y donuts en el andorgo, la Policía debería dedicarse a trabajar, a estar presente en zonas que, como ellos bien saben, son peligrosas, conflictivas... Lavapies no lo es por la naturaleza tectónica de la placa base. Hasta donde yo sé, el barrio está fuera de riesgo de terremotos, tsunamis o tornados. Es peligrosa porque, en lugar de limpiarlas de yonquis y delincuentes, las autoridades sobrepagadas e incompetentes miran para otro lado... Hay cámaras en todas partes, saben de sobra quién trapichea con drogas, dónde recogen los senegaleses los fardos llenos de falsificaciones para su venta ilegal, etc. Y se deja estar. Se permite que el barrio esté lleno de mierda y basura. Se consiente todo eso y no alcanzo a saber por qué, quién pilla para que nada cambie... Porque a veces, los yonquis y borrachos se matan entre ellos, como hoy... Pero resulta que también te pueden matar a ti si un buen día, cuando pasas con las bolsas de la compra o saliendo del metro, se les cruza el puto cable; o si te piden dinero y dices que no, porque pasas de darles o porque no llevas; o si en su delirium tremens interpretan que les has mirado mal cuando se van a colar por todo el morro en el supermercado...

No doy con el motivo, salvo pillar comisiones a través de concesiones de contratos de obras, compra de mobiliario urbano, etc., de gastarse millones en adecentar la Plaza de Tirso de Molina con adoquines y jardineras, y árboles, y una fuentecita, y los puestos de venta de flores... si después van a consentir que una horda de borrachos y yonquis la colonice... Cuantísimo dinero se gastó la Botella en joder a los sintecho colocando una medianera en los asientos de las paradas de autobús que les impidiera echarse a dormir... Y aquí, el dineral de rehabilitar la Plaza para luego dejar que esta gentuza, que conversa acerca de ir a pillar al MetaBús y que rechaza recibir ayuda social y que huye de la higiene y de los centros de asistencia, viva y duerma en los bancos y convierta la parte central de esta plaza en una mezcla de afterhours-favela. En la parte de Tirso de Molina que queda a cubierto de los árboles más frondosos, pasan el día y la noche, cagando y meando allí mismo, pinchándose, vomitando. Todos les tenemos que oler. Todos les vemos bebiendo desde bien tempranito del brick de vino o la cerveza doble comprada en el Lidl. Todos escuchamos sus gritos y sus movidas constantes. Me pregunto porqué coño el Ayuntamiento no manda que se retiren los bancos y se coloquen pinchos en los muros de las jardineras y termina con el asentamiento.

Con las entrañas revueltas por la peste, por la visión de la sangre, por la impotencia, y porque tenerlas las tengo y bien sensibles, enfilo hacia ese enorme cuarto oscuro dotado de mucha luz natural, donde yo me creo que hago yoga.

Y es así que yendo entre enfadada y asustada, sueño despierta con perderme. O con morirme, tanto da. Me imagino no llegar nunca, ni al gym ni a ninguna parte. Y quizá por eso, el desvarío mismo me ha llevado hasta la clase esa donde me creo que hago yoga, para joderme más aún las lesiones a base de retorcerme viva, o más bien muerta.

06 marzo, 2015

Toros no


Mi comentario al ver la foto fue:
Mira que te quiero pero en esto te equivocas tanto... Respeto la Fiesta si se eliminase la tortura: que se disfracen, que se coloquen la taleguilla y que entrenen como superhéroes y se forren, pero que no dañen a un animal. Que se jueguen la vida de verdad dejando fuera el caballo con su picador, sin banderillas y sin estoque, a ver si tienen cojones.
Repito, en esto, te equivocas por buena que sea esta foto.

Tras tropecientas notificaciones, unas haciendo bromas, otras apuntalando la tauromaquia y, bastantes, dándome la razón con distintos argumentos, por no avasallar, vuelvo a opinarme encima sobre la campaña ahora ya en mi propio fuero virtual.


  • Que en todas partes se hayan ido prohibiendo progresivamente TODOS los "espectáculos" donde se sacrifica salvajemente a un animal y que, a pesar de la ley y del sentido común, todavía haya descerebrados que se quieran aferrar a ellos, incluso por la fuerza, obliga a pensar. Y obliga a pensar, especialmente, a los que viven del toro, que ven amenazado su chiringuito y temen al inminente lucro cesante. Así que pensemos.
    A nivel legal, ya no se permiten las peleas de perros, ni de gallos; se prohibieron esos "festejos" donde se arrojaba una cabra desde un campanario, ... Tampoco se estila ya hacer hogueras en la plaza del pueblo donde quemar a personas, y se tolera incluso el ejercicio televisado de la profesión de videntes o brujas. Por descontado, ya no existe ningún país civilizado donde haya campos de concentración o cámaras de gas. Ningún ordenamiento jurídico permite que un señor, por ser físicamente más fuerte, agarre a una mujer y la fuerce sexualmente; eso se denomina violación y se castiga con cárcel. El nuevo Papa, por fin, pone coto a la pederastia sacerdotal y condena muy mucho que los monaguillos y estudiantes de colegio o de catequesis, terminen sodomizados y magreados por el párroco o arrodillados haciendo mamadas bajo una sotana cardenalicia. Conclusión: actualmente no quedan amparadas este tipo de conductas porque son salvajadas. En el siglo XXI ya no se tolera que se pisoteen los derechos humanos y los derechos de los animales se han ido reconociendo. Se reconoce universalmente el respeto por la vida humana y la vida animal.
    He leído y escuchado el argumento que afirma que los toros forman parte de nuestra cultura. Sí, son una de esas partes de la España negra de las que me abochorno cuando viajo; como los fusilamientos de Franco y la siesta y la idea que se ha exportado de que en este país somos todos unos vagos... Igual que no se mantienen teorías otrora incuestionables, acabarán los malditos toros. Hubo gente que murió defendiendo que la Tierra era redonda. No les creyeron; pero la evidencia buscó su camino. Tanto de lo mismo sucedió con la "certeza" de que la Tierra era el centro del Universo y que el Sol giraba alrededor suyo. Ídem para el creacionismo versus teoría evolutiva, y las voces que fueron acalladas, con la muerte, por asegurar que venimos del mono... Si eso se ha logrado trascender, ¡cómo no vamos a evolucionar y a erradicar los toros de nuestra idiosincrasia! Los toros no son cultura. Cultura es la literatura, la investigación científica, el cine, el teatro, el diseño, la arquitectura, la moda, la música, la danza... Cultura si me apuras es la jardinería, la ingeniería, la oceanografía... Acabo antes diciendo que Cultura es donde han aplicado recortes, me temo. ¿La tauromaquia cultura? Sí, si se elimina la muerte del bicho y se enfrentan torero-toro a manos limpias y en igualdad, sí. Casi lo veo como deporte de riesgo quizá...

    No cabe en cabeza sana que se pueda torturar y matar "por la Fiesta" o por una supuesta "Gloria del torero". Perdón pero no lo capto: ¿la agonía de un animal sano, del toro, a cambio de la "gloria" de quién? ¿Qué Gloria? ¿Qué Fiesta? ¿Para quién es una Fiesta? Para el que cuenta billetes después en el despacho de la plaza, supongo; y "Fiesta" para el que sin quitarse la torera, se revuelca con la fan de turno en la habitación del hotel, encubierto por la cuadrilla, mientras la parienta reza rosarios y limpia mocos de churumbeles que saldrán en portada del ¡HOLA!; "Fiesta" para el que ha vendido un animal como si fuera una mesa, sin preocuparse de su destino. Por más que me estrujo los sesos, en esta "Fiesta" no detecto más que el afán de engordar la cuenta bancaria de unos cuantos degenerados. ¿Por qué lo llaman "Fiesta" cuando quieren decir codicia?
    Por eso, a la desesperada, los taurinos apelan a "la magia" de la tauromaquia y alegan que esta atrocidad "no soporta un análisis intelectual". Ni intelectual ni de ninguna otra índole, querido Jesús. El sentido común, la sensatez, la empatía, la compasión, la tolerancia y los valores pro-respeto y pro-vida se van imponiendo. A las leyes y al progreso, gracias. Si los toros no se han declarado ya ilegales en todas partes y aún persiste lo taurino, con toda su parafernalia y su mafia, es por la cantidad de dinero que se mueve y por los tentáculos que existen entre los empresarios taurinos y las autoridades, igual que en todo lo que genera pasta a espuertas (trata de personas; tráfico de armas, de órganos, de drogas; especulación con patentes farmacéuticas; negocios de recalificación de terrenos, inmobiliaria, banca, etc). Por ello, en este país de gobernantes catetos y corruptos aún no se ha terminado de prohibir, pero confío en que ya quede poco.

    Es con el canibalismo o con Auschwitz, con el Tribunal de la Santa Inquisición, con el terrorismo de ISIS, con las fosas comunes y los secuestros exprés, es con este tipo de delitos con los hay que comparar el toreo, y no con Sálvame, como he llegado a leer. Una corrida televisada no es equiparable a Sálvame. Vaya mierda de argumento, señores. No es comparable un formato de televisión con este acto de tortura salvaje y cruel. Cierto que Sálvame, por su contenido, tono o lenguaje, puede no gustar o no interesar, lo acepto. Es un formato que despierta filias y fobias pero es inocuo y no le quita la vida a nadie. ¿Quieren denominarlo telebasura? Adelante, pero nadie ha muerto por su visionado. Si me apuran, es más bien al contrario: los que tanto se quejan de tener paparazzis persiguiéndoles, bien que sientan el culo en la silla de Sálvame De Luxe en pos de un cheque a cambio de airear sus vergüenzas... Y no miro a nadie. Y bien que van a cantar, para promocionar sus nuevos discos, los artistas que logran unos minutos del denostado programa, aunque luego esquiven la alcachofa del reportero de Sálvame y vayan de puristas y tarareen lo de "yo no hablo de mi vida"... Si no te mola ver Sálvame, o el telediario, o los deportes, o una serie, siempre cabe cambiar de canal o leer un libro. En ningún programa de televisión se agarra a un animal para matarlo con saña por la "gloria" de ningún pueblerino analfabeto y para el solaz del empresario taurino putero y farlopero.

    Y tampoco es lo más moderno, como leo en el argumentario mal hilvanado de defensa de lo indefendible. ¿Que "ser taurino es moderno"?
    Moderno se creía que era quien se negaba a hacerse el láser hace una década, cuando antes del 2000 empezamos a desfilar much@s por las infernales ráfagas de alejandrita. Aquellos "modernos" se comen hoy la mierda. Hoy se hace el láser todo dios. Se depila todo hombre, mujer o niño que se precie, es de Primero de EGB (Estética General Básica). Es vox populi que no ir bien recortado es de guarr@. No es de muy machote ser peludo; y déjate de abanderar el feminismo pareciendo una osezna abandonada. Y tampoco es moderno, ni encierra mensaje liberador alguno teñirse de azul los pelos del sobaco. Es de ser muy cerda, cari.
    Moderno en los 70's era ir a un peletero y salir con un visonazo hasta los tobillos. Hoy sólo los llevan las abuelas del barrio de Salamanca y las gitanas que ponen los puestos del Rastro los domingos. Hoy lo moderno, lo que se lleva, es llegar a la granja de visones o de zorros, espantarte de lo que ves, reaccionar a tiempo y, en vez de seleccionar víctimas, salir con uno adoptado para cuidarlo y criarlo. Eso es moderno.
    Moderno era el que se tomaba las uvas de hace diez años, por poner una fecha, con una barba frondosa y tupida. Moderno era tener personalidad. Ahora entras a un garito y te encuentras con diez clones del tío que te tiraste la semana pasada: gafas de pasta, camisa de cuadros y barba. ¿Ay, madre, cuál de todos es?
    Moderno se consideraba en ciertos círculos coquetear con las intravenosas en una escapada chic a Tailandia hace veinticinco años. Hoy usar agujas es... Bueno, todos sabemos que a ésos se les llama "yonquis".
    Moderno era follar bareback en los 90's. Hoy esos modernos se arropan con una lápida de mármol. Los demás, los supervivientes, tiran a base de retrovirales, han sido intervenidas de papiloma humano y ya no tienen útero o te miran los globos oculares amarillos de la cirrosis hepática chunga que les come...
    Así que no, señor, ser torero no es ser moderno. O es serlo, pero a la antigua usanza. Ya no. Porque, querido, lo moderno, hoy día, es hacer voluntariado y cooperación para cambiar el dinero de sitio y que llegue a los necesitados, y prestar asistencia desinteresada, y ayudar a quienes las están pasando putas.
    Sin bola de cristal ni nada, auguro que, en breve, a los toreros, apoderados, empresarios taurinos, banderilleros, picadores, público, etc, se les aplicará la palabra correcta: delincuentes, con sus distintos grados de participación. Igual que hay asesinos, homicidas, cómplices, encubridores, cooperadores necesarios, testigos... Y pronto las leyes, hopefully, plasmarán expresamente la absoluta repulsa y condenarán con penas concretas los actos de tortura animal. Hoy aún queda amparado por los politicuchos de pulso tembloroso que no terminan de arrancar el disfraz de parafernalia y jarana que rodea este horror. Hablo de estos de las tarjetas black, los ERE's, etc. Pero one day soon it will be un delito. DE-LI-TO.

    Y ahora, estos usureros pro-taurinos, viendo que pierden poder, recurren a varias caras habituales del papel couchè y a la carnaza de photocall de tercera regional para rodar una campaña de tintes necrófilos, espantosa, tenebrosa, fea, terrible... Con ella pretenden darle un espaldarazo a su causa perdida y que la gente se abone y vea corridas. 
    Señores: de toda la vida, las corridas en la cama, joder... Lo siguiente, ¿qué será, que los peleteros fichen a las novias de los futbolistas para relanzar las ventas de abrigos de zorra?
     

     

01 abril, 2014

Fallece Frankie Knuckles



Me da mucha pena leer la noticia de su fallecimiento

La suya fue una de esas entrevistas que a penas pude preparar, me avisaron de que tenía que hacerla esa misma noche, con una hora de tiempo, y de ahí había que restar el desplazamiento desde mi casa hasta el Hotel Puerta de América.

Nos teníamos que encontrar en el hall; a él lo alojaba allí el club que lo había contratado que era, por cierto, el mismo que me pagaba a mí: yo por entonces dirigía la revista de Pacha Madrid. Aparecieron él y su compañero puntuales, me encontraron sentada en una de las sillas de diseño dispuestas aleatoriamente en ese inmenso espacio. Confieso que yo estaba aterrorizada y emocionada... Siempre que me aguarda un gran talento desconocido, la adrenalina entra en ebullición y me muero de ganas y de miedo al tiempo. Miedo por que la grabadora no funcione o a cagarla con alguna pregunta indiscreta... Pero él no dio tiempo a demasiada incertidumbre: me achuchó contra su enorme humanidad con un abrazo y, sonriendo, me dijo: "No esperaba que viniera la doble de Angelina Jolie a entrevistarme, un honor". Yo le dije que sí, que éramos idénticas, solo que yo había tenido un accidente de coche... Acto seguido, se sentó frente a mí y me agradeció mi tiempo y que hubiera accedido a hacerle la entrevista tan tarde, sin preaviso y, comentó que le encantaba que, por fin, alguien le hablara en inglés. Su partner se alejó, dejándonos solos para interrumpir sólo pasados unos minutos. Dejó un par de bebidas, nos hizo un guiño y se perdió de vista. Reapareció cuando casi daba el momento de llevarle a la discoteca para su sesión.

Más de una hora estuvimos intercambiando cotilleos y secretos de esos que se le cuentan sólo a autoestopistas (qué gran psicóloga ha de ser a estas alturas la Niña de la Curva). Pasado el primer minuto, no sentía estar entrevistando a un deejay estrella mundial... Lo nuestro no fue sino una especie de charla distendida entre extraños que comparten estado de ánimo, que respiran el mismo aire cómplice de broma y de ilusión, que se entienden arqueando una ceja con fingida malevolencia... Sí, aunque suene a cursi, él irradiaba una emoción y una alegría muy contagiosas -y eso que yo no estaba, precisamente, en mi mejor momento...-. Me despedí e hice ademán de irme, pero entre ambos me convencieron para que fuera con ellos a la fiesta. Y eso hice. Hartarme a bailar y a reír escoltada por dos negrazos tamaño catedralicio cuando Knuckles no estaba en la cabina, y cuando sí, con su socio y más amigos que me encontré y que tenían acceso al escenario.

Aquella charla con Knuckles dio para mucho, como él: se publicó en Pacha Madrid Magazine en noviembre de 2005, por supuesto. También sacaron fragmentos de mi entrevista en Zero y Deejay Magazine. 
Como no destruyo nada, por mi Diógenes informático, copio la osada intro de la entrevista:
 A LIVING LEGEND

Aunque al principio la palabra ‘house’ se usaba en Chicago sólo para definir algo 'chulo', 'nuevo' o 'genial', se dice que la música House se llama así por el estilo de Frankie Knuckles como DJ, junto con su criterio eligiendo de temas y, en especial, por el ambiente del Warehouse, el local de Chicago donde pinchó de 1977 a 1982. La carrera de Knuckles se une a la de Larry Levan en sus comienzos, poniendo música en clubes como Loft y The Gallery, y se individualiza en sesiones inolvidables en Paradise Garage, Sound Factory, Roxy, Ministry of Sound, Pacha Ibiza y al fin en Pacha Madrid...

Para haber acumulado Grammys y premios mil, tener el caché que tiene, codearse con quien lo hace, tener una calle con su nombre y una fecha en su honor en el calendario de Chicago, lo cierto es que Knuckles en un tipo de lo más entrañable y diría que hasta cariñoso. Bajó al hall de su hotel y, una vez sentados, le suelto: "En fin, Frankie, he leído mucho sobre ti en internet. De hecho, hay tanto escrito sobre tus discos, tu estilo, tu música y tal, que no te necesito siquiera para hacer un reportaje, así que, ahora mismo, sólo me interesa hablar de sexo contigo, ¿qué te parece?". "Vale. Me apetece". Pero tranquilos, que hablamos de todo.

Con el tiempo, he leído sobre él, un imprescindible en la escena House. Reseñas de sus fiestas, algún breve sobre su diabetes... Me da una enorme pena. Era un genio, un caballero.  DEP