23 abril, 2009

¡He ganado el Premio Novelia!


Esta mañana, día del libro, yendo yo por la calle según salgo de ver a mi abogada -a una de ellas- suena el móvil y un señor me empieza a preguntar por mi nombre y apellidos... No sabía de qué me estaba hablando, creí que me iba a vender una tarjeta de crédito. Entonces, cuando casi le cuelgo, me pregunta si yo he escrito un libro sobre cirugía... "En efecto" y me comunica que he ganado el Premio Novelia en su tercera edición. Confieso que tardé en caer: hacía tres semanas que, agotando la fecha límite, había presentado "un algo" en lo que llevo varios años trabajando, a un concurso literario. Por probar... Leí las bases; vi que el fallo se publicaría rapidito, pero también que sólo disponía de unos días para editarlo. Así que me encerré literal y literariamente hasta convertir, a mi aire, esos trescientos y muchos folios en una novela, mi primera novela.
En vez de "Historias de amor y cirugía", o de "Amor y Cirugía", el editor me preguntó si tenía inconveniente en titularlo "Sexo, amor y cirugía" (una vez más, no soy yo quien escribe la palabra sexo en mi CV).

Casi me ahogo, entre emociones y alergias galopantes cuando escuché: "Es Ud. la ganadora"...

Otro giro de guión, al más genuino estilo de la Roy. Había luz al final del túnel, por lo visto. De nuevo tengo cierta fe en determinadas cosas, pero fundamentalmente en mí (y ya era hora...).

Y aquí mismo sirvo el menú de mi próximo libro: SEXO, AMOR Y CIRUGÍA.

De primero, tenemos un retrato que me hizo el fotógrafo Joan Crisol (¿posible portada?).




De segundo, un pedazo de vídeo que tomo prestado de Supermartxè London (si llego a encargarlo, no me lo hacen tan a huevo... ¡qué bueno!).




De postre, una SINOPSIS para compartir.

Lola, una periodista, inicia por pura casualidad un trabajo de investigación sobre los avances en el campo de la cirugía estética pretendiendo ahondar en las verdaderas motivaciones que empujan a tantísimas personas sanas a pasar por un quirófano, a “jugar a los médicos” ya de mayores… Fascinada desde el comienzo por ciertos datos, unos muy llamativos, como el enorme número de intervenciones practicadas cada año en España, y otros casi escalofriantes, como la sorprendente juventud de los pacientes o los referidos al fenómeno de la adicción a la cirugía, la tarea de documentación de Lola se prolonga varios meses durante los cuales conversa con mujeres operadas, lee sobre medicina y cirugía estética, acude a distintas clínicas y consigue que determinados cirujanos de renombre la reciban para entrevistarlos… y es así como se embarca en una relación que cambia su vida y que incluso la induce a operarse.

Poco a poco, según transcurre su propio postoperatorio, que avanza paralelamente al flechazo (léase, por favor, “enajenación mental transitoria”) que siente por “House”, su cirujano, y mientras aprende términos clínicos y se familiariza con el ambiente de los quirófanos, se le revelan las expectativas de las pacientes, sus sacrificios y similitudes, junto con la realidad íntima de muchas de ellas, las historias de amor o las relaciones sexuales que, en cada caso, se conectaron con las operaciones. Lola, va comprendiendo los trastornos, los miedos, el coste económico y humano y los riesgos que se esconden tras este tipo de cirugía. En determinado momento, decide (o necesita) que su labor investigadora dé un giro. Lola vuelca en papel esas sensaciones agridulces: las suyas propias junto con las de muchas mujeres, todas distintas, todas pacientes; experiencias reales vividas sobre una cama, sea de un hotel, sea de un quirófano, porque, como concluye Lola, al final, ni en el amor ni en la cirugía son todo, precisamente, carcajadas.

Este conjunto de relatos parte del común denominador de mostrar, desde un punto de vista estrictamente femenino, “la cara B” tanto de la cirugía estética como del amor (y del sexo). Como en las películas, se podría decir que “Historias de amor y cirugía” es una novela basada en hechos reales porque cada palabra se ha escrito tomando como referencia información publicada y testimonios auténticos de pacientes y cirujanos.


SEXO, AMOR Y CIRUGÍA
coming soon

13 comentarios:

Mery Jane dijo...

Es que hasta el momento tus libros son muy buenos...¿cómo no te iban a dar un premio?
Me alegro de que, por fin, reconozcan tu estupendo trabajo para hacerlos, sobre todo el segundo, que te salió niquelao. A mí particularmente me encantó porque lo encajaste todo a la perfección.

Tu siguiente libro va a ser muy interesante también.
En general, los enfoques que das son muy buenos.

En fin, ¡enhorabuena por el premio!

Alejandro dijo...

¡Enhorabuena preciosa!

Me ha dado una gran alegría enterarme de este notición.

Un besazo.
Alejandro

nila taranco dijo...

Qué notición!!! Te lo mereces de veras!
Al final el trabajo y el tesón se han visto recompensados :)
Ahora solo nos queda esperar el siguiente... ¡que ya tenemos ganas!
¡Enhorabuena Eva!

Anónimo dijo...

Felicidades Eva! A ver si con esto te animas y te vemos el pelo!
Un besito
Oscar

Anónimo dijo...

Nick: ABRASIÓN CAPILAR CONDAL

Hola Eva,

Supongo que el nick te habrá dado una buena pista de quién soy. Sólo quería felicitarte por el este premio ... TÚ TE LO MERECES!!!

Un besote gigante.

Alex Muñoz dijo...

muxas felicidades!!!! Me alegro un montón por tí!!! Habrá q tomarse unas cañas xa celebrarlo!! Un abracete!!!

dalilaray dijo...

Pues la nueva novela no me la pierdo! igual saco alguna conclusión y todo para mí!Estto de las cirujías me trae a mí de cabeza...por mi trabajo se supone que hay que tener un cuerpo perfecto yo no me he puesto aún "las siliconas" y mira que me comen la cabeza de que estaría mucho mejor...pero yo no creo que unas tetas me hagan tener mas talento ni ser mejor persona.
Has escogido un tema bastante interesante y actual porque madre mía !las niñas de ahora les piden ya a los reyes "unas tetas" y otras al cofidís...y Enhorabuena por el premio!!

Mery Jane dijo...

Por supuesto que es un tema interesante Dalila. Sólo decirte que no te dejes convencer por los demás si estás a gusto con tu cuerpo porque, como tú bien dices, por tener unas tetas operadas no serás más guapa ni tendrás más talento.

Yo no estoy en contra de la cirujía estética, ¡ojo! Sólo es que me parece que la imagen no es lo más importante de una persona. Y si la gente se valora a sí misma y a los demás por su imagen más que por su talento o forma de ser, no llegarán muy lejos en la vida, creo yo.

ana dijo...

Enhorabuena guapa!! Me alegro mucho! Un poco de reconocimiento no viene nada mal para continuar luchando!!
muchas felicidades, y a por el tercero!

besos!

ana

gemma_subterfuge dijo...

Enhorabuena!!!

jmc dijo...

Esto no pasa todos los días y el talento siempre sale p´lante. Disfrútalo y no desperdicies un instante de tu tiempo con reproches o lamentos

Más besos

sonia dijo...

¡Enhorabuena¡ Ya nos irás contando. Sigue así, te lo mereces.
Un beso muy fuerte guapa
Sonia

jano dijo...

joder estamos de enhorabuena!

congratulations!!!