19 abril, 2009

LA BOUTIQUE cumple un año

Hace casi un año que inauguré LA BOUTIQUE, una juguetería erótica online, con todo tipo de artículos para el disfrute en la intimidad (a solas o acompañado).

Me pareció una locura, especialmente lo de abrirla en mi propia web, pero también ¡semejante derroche de I+D! Pude comprobar que existen aún más juguetes y juegos para adultos de los que ya conocía, y más materiales, y velocidades, y movimientos, y utilidades, y colores, y sabores, y prestaciones... ¡Si hasta los hay sumergibles y de textura humana! Tenéis ahí un catálogo casi infinito con decenas de disfraces, libros, dvd's, lubricantes, condones y profilácticos femeninos, bolas, fustas, esposas, dildos y hasta sábanas negras de plástico -para actividades no tan inocuas...-. Todo un universo a v(n)uestra disposición. Una puerta al placer que no nos da la gana ignorar, pero que tampoco solemos descubrir personalmente, entrando en sexshops de barrio (algunos bien sórdidos y eso, donde los haya, que no siempre encontramos uno cerca).

Quiero aclarar que no todo el mundo lleva un vibrador en el bolso como algunos dueños o encargados de sexshops se empeñan en afirmar (se trata, a mi juicio, de un desesperado marketing, irrisorio para cualquiera con un poco de sentido común, mediante el que pretenden convencer a las señoras de que otras, las modernas, llevan colocado un huevo vibrador cuando bajan al mercado comprar los tomates, o que las ejecutivas se salen de una reunión para esconderse en el baño de la oficina a entretenerse masturbándose con un vibrador último modelo). Eso es falso, ya lo digo yo. Y también lo es que a todas nos encante, repentinamente, pasarnos la tarde manoseando falos de plástico o calculando si nos caben los plugs anales ante el vendedor de turno u otros clientes... Hay quien no tiene tiempo para eso (ni ganas, repito).

Sí que es cierto que los juguetes son cruciales para que las mujeres reconozcan sus sensaciones. Los vibradores nos facilitan el orgasmo (por nosotras mismas o con la pareja). También me parece importante repetir aquí que algunos cacharritos son recetados por los propios ginecólogos, como las bolas chinas, porque son imprescindibles para tratar la incontinencia urinaria (que se produce también como consecuencia del parto) y otros problemas de salud, amén de otros cien efectos positivos demostrados (leer más: de mi ex blog, Eva al desnudo, acerca de los ejercicios de Kegel). Me consta que, todavía, el hombre es el principal demandante de este tipo de productos, pero supongo que la balanza se equilibrará pronto porque a nosotras gastando no nos gana nadie...

Quizá por la normalización de estos ítems lúdicos (o médicos, como he apuntado), puedo decir que en marzo 2009, las cifras de ventas de LA BOUTIQUE -muy modestas o nulas en ocasiones-, han repuntado y, para mi sorpresa (y alborozo), contradicen los informes del Fondo Monetario Internacional y los del Banco de España, las estadísticas del INEM y los atribulados gestos de los políticos de uno y otro bando, que difunden nuestra preocupante recesión (véase, por favor, que me salto directamente la fase de simple crisis), con la consiguiente y consabida paralización del consumo y del gasto privado porque es precisamente ése, el que compruebo que ha subido. Señoras y señores, ¡se están vendiendo juguetes eróticos por un tubo! A golpe de click y en sólo 24 horas, te lo traen a casa (sí, ese sitio del que no salimos ya casi, por aquello de ahorrar...). (El pico de ventas no se lo puedo atribuir a San Valentín, porque fue el 14 de febrero, fecha, por otro lado, muy proclive a este tipo de obsequios eróticos. Se regalaron aceites de masaje de sabores sobre todo, y muchos, muchos, vibradores).

Sirva este post para divulgar un efecto, otro, de la mala racha económica aunque, de éste, no creo que lleguen a decir nada en el telediario, donde sí han revelado otros indicadores, verbi gratia: la gente no utiliza tanto el coche para ir a currar, lo ha sustituido por el metro o el autobús, por lo que estamos leyendo un 30% más -ediciones de bolsillo, baratitas, por supuesto, pero también cuenta-. Lo mismo sucede con la comida basura: McDonnald's y Burguer King, por ejemplo, han incrementado su facturación en horario de mediodía en otro 30%, en detrimento de los restaurantes que sirven el clásico menú, algo más caro. Y sobre el consumo de televisión lo mismo -a pesar de la mierda que emiten en abierto-, ha ascendido: vemos la tele durante más horas semanales que en épocas más prósperas (porque si no sales, no gastas... y algo has de hacer además de leer, limpiar y follar). Traducidos los precipitados de la crisis: entre unas y otras cosas, seremos un país de gordos agilipollados pero relativamente leídos... Qué miedo. Por favor, que se pase ya la puta recesión, la involución o el maldito ploff. Ah, y que sigáis disfrutando, que eso no nos lo puede quitar ningún banco.

NOTA: CON TU COMPRA un JUGUETE DE REGALO. Código promocional ERVYMS05

2 comentarios:

Mery Jane dijo...

Me alegro mucho de que te funcione bien tu Boutique. La verdad es que yo he comprado varias cosas y es cierto que en menos de 24 horas lo tienes en casa. Tu "tienda" es súper completa. He encontrado cosas que en muchos sex shops no he visto, la verdad.

Un abrazo nena.

(No sabía yo que las bolas chinas eran buenas para la incontinencia post parto...mmmm...interesante).

nila taranco dijo...

Un placer reencontrarte ayer Eva!
y enhorabuena por el cumple, 1 año y a seguir triunfando, tu éxito está siempre asegurado ;)
bsos